Skip to main content

Search

Search
Hábitos alimenticios

Title

¿Tu hábitos alimenticios afectan tu sistema digestivo?

Podría parecer obvio, pero lo que comes y la manera en que lo comes puede afectar tu salud digestiva. El ingerir ciertos tipos de alimentos o simplemente comer demasiado o muy rápido puede desencadenar la diarrea.

Se gentil con tu sistema digestivo

Si tienes un intestino sensible, no significa que no tengas remedio. Hay varias cosas que puedes hacer para cuidar tu sistema digestivo y mantenerlo en buen estado. Mantener un diario de alimentos para identificar los alimentos problema, o comer porciones más pequeñas te puede ayudar.

Buenos hábitos alimenticios.

Estos son algunos buenos hábitos alimenticios que pueden ser útiles:

  • Comer más despacio. Se requieren 20 minutos para que tu estómago informe al cerebro que está lleno. Comer más despacio te da tiempo a sentirte lleno por lo que es menos probable que comas en exceso.
  • Masticar bien la comida. Cuando te tomas tiempo para masticar bien la comida, no sólo se hace más lento el proceso de alimentación, sino que también ayudas al sistema digestivo al aportarle fragmentos más pequeños de alimento para digerir.
  • No atragantarse.  Si te atragantas, tragas aire, lo cual produce gases y mala digestión.
  • Ingerir comidas pequeñas más ligeras. Las comidas abundantes y pesadas tardan más en digerirse y hacen que tu sistema digestivo trabaje más.
  • No comer antes de acostarse. Procura acostarte dos horas después de comer para evitar reflujo.

Alimentos y bebidas desencadenantes de la diarrea

Cada persona es diferente y nuestros cuerpos reaccionan de manera distinta en diferentes momentos. Lo que podría causar diarrea en una persona puede no tener el mismo efecto en otra.

Estos son algunos alimentos que se pueden asociar con la diarrea:

  • Alcohol: El consumo de alcohol puede causar diarrea en algunas personas.
  • Alimento fritos y grasosos: Estos pueden empeorar la diarrea, por lo que puede ser una buena idea evitar alimentos grasos tales como carnes con alto contenido de grasa.
  • Alimentos ricos en fibra: Algunos alimentos ricos en fibra, como el salvado o las frutas, pueden ser difíciles de digerir y causar diarrea. Pero no elimines la fibra de tu dieta, puedes consumir alimentos con bajo contenido en fibra como arroz, fideos o pan blanco.
  • Exceso de frutas o verduras: Para algunas personas, el comer grandes cantidaes e frutas como ciruelas pasas, higos, dátiles y pasas pueden provocar diarrea.
  • Lácteos: Leche, queso, crema y otros productos lácteos pueden desencadenar diarrea, especialmente en las personas con intolerancia a la lactosa. Si usted es intolerante a la lactosa, considere alternativas no lácteas y consulte a su profesional de la salud.
  • Café y té: La cafeína ha sido identificada como desencadenantes para muchas personas con problemas digestivos. Intenta limitar la cantidad de cafeína que consumes.

Recuerda que quizá tus síntomas no se deben únicamente a los alimentos que ingerieres, sino también a la cantidad y periodicidad con que los comes.

¿Cómo evitar ingerir alimentos desencadenantes de diarrea?

Si tienes diarrea que pudiera haber sido causada por algún alimento, puedes tratar de identificarlo a través de un diario de lo que comes todos los días y cuándo tienes el síntoma.

Lleva un diario alimenticio

  • Anota todo lo que comes o bebes, incluyendo condimentos y todos los líquidos. También registra la cantidad que comes y bebes y la regularidad de tus movimientos intestinales.
  • Toma en cuenta tus niveles de estrés diarios.
  • Busca patrones e identifica tus problemas con alimentos y líquidos.
  • Piensa a largo plazo. Es posible que necesites documentar esta información en tu diario durante varias semanas antes de notar cualquier patrón. Una vez que tengas esta información consulta a tu médico.

Separa tus comidas problemáticas

Es posible que hayas descubierto que el consumo de una comida con múltiples componentes (pasta con salsa de tomate, por ejemplo) desencadena una aparición de diarrea - pero no necesariamente sabes cuál ingrediente es el culpable. Una buena manera de averiguarlo es - utilizando este ejemplo - el tratar de comer pasta sin salsa de tomate y viceversa. Puedes aplicar este consejo con otro tipo de alimentos si es que lo necesitas.

¿Tienes una intolerancia alimentaria?

Las intolerancias alimenticias más frecuentes son:

  • Gluten: Es una proteína que se encuentra en muchos tipos de granos, incluyendo trigo, cebada y avena.
  • Lactosa: Es un azúcar que se encuentra en la leche y otros productos lácteos.
  • Azúcares o edulcorantes: Algunos ejemplos son fructosa o sorbitol.

Si crees que puedes padecer de una intolerancia alimentaria, consulta a tu médico para obtener asesoría sobre tu dieta y los suplementos que te pueden ayudar.

¿Es la fibra un problema para tí?

Para algunas personas, una dieta alta en fibra puede causar diarrea o agravar sus efectos.

Para estas personas, comer alimentos con bajo contenido en fibra, tales como el arroz, el pan blanco pueden ayudar a controlar la diarrea, pero lo mejor no es eliminar toda la fibra de tu dieta. Sólo pon atención en lo que comes y aprende lo que funciona mejor para tu sistema digestivo.

Stress and Diarrhea

El estrés puede alterar tu sistema digestivo y desencadenar diarrea.